Reflexiones

Manual del Perfecto Neo-Emigrante

Hoy tenía ganas de escribir este post. Posiblemente (bueno, casi seguro) que no soy la única que está viendo como su entorno se expande a lo largo y ancho del planeta a golpe de maleta.

Sin ir más lejos, mis dos mejores amigas ya no están conmigo. Dramatismos a parte y siendo totalmente sincera, a mi me parece la experiencia más maravillosa y enriquecedora que existe.

Viajar, conocer, convivir, … en una palabra, crecer.

Sí, podría decir con conocimiento de causa que la emigración Me gusta.

Sin embargo…

¿Qué sucede con todas esas personas que no quieren marcharse?

Hace unas semanas, hablando con mi amiga Paula me decía:

“Quiero marcharme porque me apetezca hacerlo, no porque me echen”

Y entonces una piensa:

¿Nos están echando?

Sin duda la última despedida (no de soltera aunque lo pareciese) la viví así. Sin quererlo y de forma automática me desconecté de la conversación de la mesa y me transporté a un pupitre de colegio y a su clase de gallego.

Pero…

¿Nuestra Generación no era la más preparada de la Historia de España?

Sin duda hay algo que se me escapa…

La verdad es que nunca entenderé que haya que “hacerse las Ámericas” para que lo valoren a uno.

No sé … digo yo:

¿Qué narices hemos hecho (tan mal) los últimos treinta años…?

En fin… mejor empezamos con el manual de supervivencia …

¿No os parece?

(Tranquilos, ahora alivio la tensión del discurso. No sería yo si no lo hiciese 🙂 )

Venga…vamos allá:

Número 1

“Allá donde fueres, haz lo que vieres” 

Esta es la regla de oro para sobrevivir y sobre todo disfrutar de tu nueva vida.

Recuerda: Ya no estás en tu país.

Número 2

El mito de la pata de jamón en la maleta existe. Lo mío eran las latas de espárragos blancos. Asegúrate de llevar provisiones suficientes y necesarias para tu salud.

(Ya sé lo que he puesto en el número 1 pero la comida permite alguna pequeña excepción a la norma)

Número 3

Disfruta, libérate y sé tú en su versión mejorada de ti.

Nadie te conoce, es una realidad, pero esa no es una razón para perder los papeles. La naturaleza de las cosas existe para algo.

Número 4

No te afilies a ninguna “secta cómoda”. Si no intentas conocer a personas de diversa índole te perderás la parte más bonito de la experiencia. Integrarse es duro pero mucho más duro es volver con la sensación de que no has vivido nada nuevo.

Número 5

No esperes encontrar un trabajo brillante nada más llegar. Los emigrantes son emigrantes en todos los países sin excepción. El dominio del idioma te ayudará a prosperar, así que ponte las pilas con el número 4.

Todo depende de como quieras enfocar las cosas pero, en mi experiencia, los trabajos pequeñitos hacen personas más grandes.

Número 6

Disfruta de tu nueva familia. Tus compañeros de piso, trabajo, etc se convertirán en eso. Las emociones se intensifican cuando uno está lejos. Vive tu “gran hermano”. Merece la pena.

Número 7

Vete a todo lo que te inviten, aunque no te apetezca. Si no lo haces, te quedarás con la sensación de haber perdido la oportunidad de conocer esa gran ciudad en la que estás viviendo.

Eres un Neo-Emigrante. Ahorrar sí pero disfrutar también 🙂

Y…

Número 8

Nunca te pongas canciones tristonas o que te recuerden a tu país, a no ser que tengas una necesidad imperiosa de llorar.

NOTA: Si eres Gallego, nunca jamás escuches o leas nada de esta señora…

¡Buen Viaje!

Anuncios

4 pensamientos en “Manual del Perfecto Neo-Emigrante

  1. Ay Suzie, estoy de acuerdo con todas y cada una de las cosas que has escrito! Hasta con lo de los espárragos (yo también me los llevaba a Milán cuando estuve allí de erasmus). Siempre digo una cosa, todos y cada uno de nosotros deberíamos emigrar al menos una vez en la vida, el mundo sería un lugar mejor.

  2. Muy cierto todo lo que dices, Sus, y el consuelo que nos queda a todos lo que nos fuimos obligados, es la maravillosa experiencia que resulta de ello. Y la prueba esta en que muchos nos quedamos a vivir “voluntariamente” en nuestros paises de acogida…, donde tras haber pasado por pequeños trabajos, encontramos aquel donde se ven recompensados nuestros esfuerzos, donde llorabamos porque nos sentiamos solos y ahora nos falta tiempo parar quedar con nuestros nuevos amigos y charlar con los amigos de siempre que siguen ahi con el paso del tiempo…! Un abrazo y gracias 🙂

    • Me alegra que te haya gustado 🙂
      Eres una parte muy importante de todas esas palabras; son tuyas, son nuestras 🙂
      Muchas gracias por comentar, espero y deseo que te animes más a hacerlo. Me haría muy feliz.
      Un besote enorme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s